Julio Anaya Cabanding recrea la obra ‘Vista de Málaga’ en la Colección del Museo Ruso

Se puede ver en la sala de la exposición temporal

El artista malagueño Julio Anaya Cabanding (Málaga, 1987) recrea la obra Vista de Málaga (1854) de Iván Aivazovsky (Feodosia, 1817- Feodosia, 1900) en la Colección del Museo Ruso, con una interpretación personal de esta pieza artística que se puede disfrutar en la galería de arte de su ciudad natal y que por distintas circunstancias no ha podido formar parte de la exposición Ivan Aivazovsky y los pintores marinistas en Rusia. En esta ocasión, Anaya Cabanding realiza un trampantojo que evoca esta obra realizada nueve años más tarde de la visita del pintor a la ciudad, en agosto de 1843, cuando era becario de la Academia de las Artes de Rusia.

Aivazovsky visitó Málaga en su primer viaje al extranjero entre 1840 y 1844.  En este periplo conoció Italia, Suiza, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Malta, Portugal y España. Además de Málaga, estuvo en Madrid, Granada, Sevilla y Cádiz en su estancia española. Las notas que tomó en su cuaderno de viaje durante su visita a la ciudad fueron el punto de partida para recrear la pieza artística, que es una vista panorámica del puerto, donde se refleja sobre el mar en calma, con los barcos atracados, veleros navegando y una barca de remos que regresa hacia la orilla.

Anaya Cabanding retoma la idea del espejismo del lienzo original para realizar esta intervención artística en la pared de la sala. “La obra es un espectro y es una pieza efímera, porque se marchará cuando concluya esta exposición. Mi idea es que el visitante se pregunté donde está la recreación, la pieza que es “falsa”, y cómo la original sigue estando y permaneciendo en su espacio original”, añade el artista malagueño. La pintura de Anaya Cabanding, tendente al engaño y el cuestionamiento de su naturaleza material, encuentra en el trampantojo una vía para hacerse más compleja.

No es la primera vez que el artista malagueño realiza una intervención artística en la Colección del Museo Ruso. En 2019 y hasta febrero de este año, dentro de la programación del MaF del Festival de Málaga, se ha podido disfrutar de la obra Palacio Mijhailovsky. 125 años acumulados en las escaleras de acceso a las salas expositivas. En esa obra efímera creó una instalación pictórica y ambiental, que evocaba una de las estancias del Palacio Mijhalovsky en las que se conservan las obras de arte, que forman parte del Museo Estatal Ruso.

Julio Anaya Cabanding (Málaga, 1987)

 Graduado en Bellas Artes por la Universidad de Málaga. Entre sus exposiciones individuales destacan Unstolen comisariada por Sasha Bogojev, en la Galería Tales of Art Bologna, Italia, Garage Obscura, en The Garage Gallery, Ámsterdam o colectivas como Chronicles, Droste Gallery, Wuppertal, Alemania, Veni Vidi Vinci, Fluctuart Gallery, París o CHROMA, en la Rhodes Contemporary Gallery de Londres.  Desde 2013 ha sido becado en numerosos proyectos artísticos nacionales e internacionales y su obra se encuentra en colecciones tanto públicas como privadas.

Sobre la exposición Iván Aivazovsky y los pintores marinistas en Rusia

 La exposición temporal de la Colección del Museo Ruso es una selección de obras artísticas reunidas en torno a un conjunto de piezas maestras del pintor y marinista. Fue un artista prolífico, con más de seis mil obras producidas y un estilo propio que marcó el inicio de este género en Rusia.

 Esta muestra propone a lo largo de 39 piezas artísticas, de las que 25 son obra de Aivazovsky, un viaje por las diferentes representaciones del agua, el mar y el océano, bien en calma o embravecido, como paisaje, inspiración religiosa o escenario de batallas. Aivazovsky, que poseía un talento natural brillante, gozó del reconocimiento y de la admiración de las instituciones oficiales rusas y, por supuesto, del público. El artista pasó la mayor parte de su vida viajando: recorrió Europa, Asia, África y América. Fue pintor del Cuartel General de la Armada (desde 1844).

Las colecciones más significativas y completas de Aivazovsky son las que se conservan hoy en día en el Museo Estatal Ruso, que cuenta con cincuenta y cuatro piezas, y en los Museos – Reservas de Peterhof y Tsárskoie Seló, ambos ubicados en las afueras de San Petersburgo. La exposición que se presenta en Málaga está formada por cuadros que provienen de esas colecciones, sin olvidar que muchas de ellos figuraron en las colecciones particulares de los monarcas o los Grandes Duques. Es también destacable la influencia que la obra de Aivazovsky tuvo sobre la constitución del género marinista en la pintura rusa moderna y la más contemporánea. En algunas pinturas de Konstantín Krugovijin (1815-¿?), Aleksandr Dórogov (1819-1850) y Alekséi Bogoliubov (1824-1896) se perciben reminiscencias de su trabajo y técnica. El tema marino también es recurrente en pintores del siglo XX, como Konstantín Istomin (1887-1942), Vasili Shujaev (1887-1973), Borís Yákovlev (1890-1972), Vasili Meshkov (1893-1963) e Izraíl Lizak (1905-1973).

***Recomendamos consultar la página web de cada espacio para programar la visita y conocer los horarios actualizados de las actividades.

***Las actividades que se llevan a cabo en cada uno de los espacios están sujetas a posibles cambios dependiendo de la evolución de la COVID-19.

 ***Las actividades se realizan cumpliendo con las medidas establecidas de seguridad e higiénico-sanitarias y directrices marcadas por las autoridades competentes.

 

 

Agenda de actividades cerrar